martes, 30 de junio de 2009

¿Dejamos ir o simplemente reemplazamos?

En la vida es necesario terminar etapas; lo complicado a veces es identificar cuándo es que una etapa acabó y una vez que sabemos que concluyó, no insistir en permanecer en ella. Cerrar círculos, capítulos, momentos o como se quiera llamar, consiste en aceptar el fin de algo, darle vuela a la hoja y continuar. Fácil de escribir y leer, pero no tan sencillo de aplicar en la realidad.

Cuando notamos que algo llegó a su fin, podemos pasarnos mucho tiempo tratando de darle respuesta a los porqués; para encontrar una explicación que tal vez no exista como tal. Es entonces cuando regresamos una y otra vez a repetir la situación vivida, a recordar, a recrear a insistir en los hubiera cuando realmente éstos ya no existen. Continuando así, lo único que se logra es debilitarse, intentando encontrar respuestas donde simplemente no las hay. Todos tenemos que cerrar algún capítulo en algún momento de nuestra vida; todos tenemos que dejar ir, continuar con lo que siga y aprender de lo sucedido.

Muchas veces he escuchado que no se puede vivir el presente si se sigue añorando el pasado; que lo ya sucedido se debe liberar permitiendo que lo demás continúe. Lo que sucede en nuestro entorno y nuestro exterior, en ocasiones es simbolismo del cambio interno que está ocurriendo en nosotros; los cambios implican dejar, adoptar, renunciar, aceptar, desprendernos, recibir, concluir, dar la bienvenida, avanzar, entre otras cosas; pero no implican retroceder porque el pasado se queda atrás ya que cumplió con la finalidad de prepararnos, enseñarnos y llevarnos hasta el presente para vivirlo con miras a un futuro.

En ocasiones el quedarnos atrapados en el pasado se relaciona con que nos mantenemos a la espera de algo y es así que dejamos asuntos o círculos abiertos, por si algo pasa. Eso solamente logra que nos mantengamos aferrados aún en lo que ya sucedió sin poder avanzar y trabajar en lo que aún está. De repente, el no saber dejar ir, provoca la sensación de insatisfacción y no permite que se disfrute plenamente lo que se vive en el presente.

Puede ser duro entender que nada ni nadie es necesario para que las cosas sigan su curso; a veces lo que nos hace depender de algo es sólo la costumbre. Tal vez en el momento, duele mucho dejar ir y es algo muy complicado ya que requiere una aceptación y un aprendizaje previo de varias cosas. Con el paso del tiempo, nos daremos cuenta si tomamos o no la decisión correcta y que el respetar la decisión de alguien más era lo que teníamos que hacer en ese momento.

Es bastante difícil el proceso de dejar ir; es algo personal que se debe vivir cuando sea necesario. Algunas personas dicen que puede ayudar, al menos como una práctica simbólica, el desprenderse de cosas materiales. Algo importante también es no crear falsas expectativas que son las que nos dejan esperando a que algo suceda aunque realmente nunca llegará o que si llega tal vez no sea lo que esperabamos y nos provoque sentirnos insatisfechos.

Originalmente este post iba a tratar solamente del dejar ir, sin embargo estos últimos días me preguntaba qué tanto dejamos ir realmente y qué tanto únicamente reemplazamos lo que soltamos por algo más. Podemos asumir que somos libres y que dejamos en libertad alguna cosa, que estamos continuando nuestro camino, viviendo nuestro presente. Y de repente: analizamos que estamos inmersos en alguna situación similar a la que habíamos dejado ir y a la que supuestamente le habíamos puesto fin; es ahi cuando me pregunto que tanto realmente cerramos un ciclo e iniciamos otro. Siendo humanos somo frágiles y no es sencillo aceptar el dolor que nos causa llegar al fin de cierta situación; entonces, tal vez hasta de forma inconsciente, lo que hacemos es un reemplazo, sostenernos de algo nuevo pero que en cierta forma es muy parecido a la situación de la cual supuestamente salimos. Porqué también queda la duda de: ¿es lo mismo dejar ir que soltar? desde mi punto de vista no lo son, ya que podemos soltar sin realmente querer dejar ir y manteniéndonos pensando en porqué se tiene que concluir cuando en realidad no queremos; por lo tanto, no estamos dejando ir, sino simplemente aceptando que al menos por el momento, no hay más que hacer, que soltar.

Complicado es todo esto. Pienso que para dejar ir de verdad y no sólo soltar, sin tener tampoco la necesidad de un reemplazo que amortigüe el cierre de un ciclo, es necesario darnos tiempo para sanar o para reencontrarnos con nosotros mismos en nuestro presente, después de analizado el pasado y avanzar para continuar viviendo, construyendo el futuro.

Imagen: "Falsa Libertad". Autor: Marti Carbonell Carbonell

25 comentarios:

Jolie dijo...

no se dislucidar... si son simples apegos

o un el aferrarse a algo como tabla de salvación.

es una necedad poco práctica
y yo .. creo que no soy nada optimista

bueno tampoco la primera cosa


...

Jolie dijo...

Por cierto hoy en dia se desactivan ciertas cosas dando click, por ejemplo.

diesso es .. la palabra verificadora
si tengo algo que decirt pero no aqui.

escribeme please.

Kyuuketsuki dijo...

Uuuu, si yo te contara... a mi me cuesta un trabajo enorme dejar ir las cosas. Tiendo a querer reemplazarlas con mucha facilidad. Y eso solo ocasiona problemas; a veces problemas muy graves, a decir verdad.

Creo que el tiempo es el encargado de resolver esto. Y ojalá sea un resultado favorable. Brindemos porque sea así.

seo dijo...

hola tienes un premio en mi blog.pasate

un beso

Hermes dijo...

La historia de mi vida...

Pienso que un punto básico de tu tesis depende del adverbio del título: "simplemente"

Muchas veces no nos damos cuenta de lo que hacemos hasta que tenemos algo de perspectiva de por medio. Y eso no es tan simple

Solo en contadas ocasiones volteamos la página. A mi me ocurrió que yo de plano cerré un libro para comenzara escribir otro... y vaya que duele.

Me dejas pensando. Y lo agradezco sobre manera. Mañana jueves en mi blog habrà algo que te concierne por cierto...

Dana dijo...

O ya no sé, me pusiste a pensar. El punto es seguir viviendo con lo que tenemos, ser felices y agradecerlo.

Besos.

Dendrita dijo...

Jolie: Es común aferrarse a tablas de salvación que con el paso del tiempo notamos que de salvación no tenían nada. Poco práctico es, pero de momento, tomamos lo que tenemos con tal de seguir. Te agregué a google talk; espero charlemos pronto. Abrazos!

Kyuuketsuki: Esos reemplazos en ocasiones no son lo que pensábamos y se convierten en un nuevo problema o exacerban el que ya se tenía. Tiempo sabio, dicen. Brindo también porque lo sea; confiémos. Saludos!!!

seo: Hola! Gracias por el premio, Voy a tu blog por él. Abrazos!!!

Hermes: He tenido que cerrar libros enteros, si. Sin embargo, hay libros necios que buscan la forma d volver a robar tu atención y eso no ayuda. Yo igual me quedé pensando ayer con la posibilidad de que únicamente reemplazamos y no dejamos ir... Mañana jueves checaré tu blog! Saluditos!!!

Dana: Je je divagues míos! Hay cosas que si las pensamos mucho y tratamos de entenderlas a veces confunden más...así me quedé con lo de reemplazos. Bien dices, hay que disfrutar lo que se tiene, vivir lo más plenamente y ser feliz. Abrazos!!!

pez dijo...

jeje, pensé que estaba leyendo a paolo coelho y de repente recordé: es el blog de dendrita

"lapsus brutus" que tiene uno, jaja

a mí me costaría desprenderme de un toyota, un loft, un pequeño yate, una pequeña mansión en las lomas, y cosas pequeñas por el estilo

Dendrita dijo...

pez: Mmmm...¿(mal) influenciada por "Paulo" Coelho? puede ser, hace algún tiempo leí lo que escribió acerca de las etapas y lo que dice sobre el dejar ir. Lo de reemplazar una cosa o motivo con una similar que haga las veces de apoyo, es algo que al menos a mi, me ha sucedido y que he confundido con el dejar ir. Afortunado eres ya que sólo te cuesta desprenderte de cosas "pequeñas" como dices; desafortunadamente, yo he tenido que aceptar la pérdida y el desprenderme de situaciones, personas y cosas verdaderamente valiosas, que nada tienen que ver con los bienes materiales. Lo material tarde o temprano, terminas por recuperarlo o al menos tienes la esperanza de que es algo sustituible. En fin, cada quien.

Bere dijo...

yo he aprendido a dejar ir a las cosas y personas. He tenido la fortuna de vivir en diferentes lugares y eso he aprendido, a vivir el momento, a crear muchisimos recuerdos y a dejarlos ir cuando es el tiempo.

un beso!

::júbilo::haku:: dijo...

tenemos dos manos...
tomamos a dos personas.. cuando dejamos ir a una.. tomamos a alguein mas.. sin duda

Gea dijo...

Dendrita,
usted que gano uno de esos premios del soñador Hermes, ayudeme a pasarle este mensaje, que recuerde que su familia, su esposa y sus hijos, tambien merecen un reconocimiento por lo que han hecho por el. Gracias.




Ah de aquellos olvidados, aquellos ignorados,
aquellos verdaderos sufridos, hechos a un lado sin más miramientos.

Ah de aquellos que aun así, pagan justos por pecadores,
pagan con paciencia, decencia y hasta la tenencia de las pendejadas de terceros;
terceros que antes eran primeros, que antes eran hermanos, hijos, esposos y padres;
terceros que se la han pasado haciéndose pendejos por años.

Explotando, engañando y traumando a gente que lo había cobijado bajo sus brazos, como gallinas ponedoras,
que lo único que ponen actualmente son los huevos que otros les faltan para limpiarse lo que UN solo huevon les ha hecho.

Un pendejo, un timador, un "soñador" que solo les ha provocado pesadillas
que pide prestado no solo dinero, además de confianza y amor, para terminar tirándolo, regalándolo, empeñándolo en su afán de seguir con sus chingaderas.

Ah de aquellos olvidados que realmente merecen premios, reconocimientos,
o al menos, alguien que les comprenda por haber tenido entre ellos a un pendejo.
No a estas pinches viejas malcogidas, nalgasprontas, y malas escritoras.
Y que el dador de este "galardón" cree que va a tener alguna oportunidad de que alguna se baje a los chescos.

Sigue soñando amigo,
No! mejor ya despierta y deja de hacerle tanto a la mamada.

Por siempre tuya
Tu madre, cabron!

Myself dijo...

me dejaste pensando con este post.

Alchemist dijo...

asi essss.. lo peor d mi k se k ocupo el cambio pero no encuentro k camino se acerse.. tengo d salir a buscarlo..

cambie d blog. http://mipropioaliento.blogspot.com/

Dendrita dijo...

Bere: El haber vivido en diferentes lugares, te ayuda a no crear apegos y como dices, a disfrutar de los bellos recuerdos!!! :) Abrazos!!!

::júbilo::haku:: Lo del reemplazo se acentúa cuando las cosas vienen en pares (o parejas), claro. Nos sostenemos de algo más. Saludos.

Gea: Iba a contestar tu comentario, pero realmente no es dirigido a mi. Sólo diré lo siguiente: de pésimo gusto tus "palabras"; mal que te expreses de otras mujeres así y peor porque dices ser una mujer también. Sin conocerte, podemos apreciar tu clase, con el comentario que escribiste. Nada más por eso no lo borro :D

Myself: Espero que te haya dejado pensando cosas productivas je je. Yo sigo divagando preguntándome cosas por el estilo. Saludos!!!

Alchemist: La vida muestra las oportunidades y nosotros elegimos el camino para llegar a ellas. Checaré tu nuevo blog. Saluditos!!!

Jolie dijo...

no te hallo en googgle talk!
pero ve esta liga es con respecto a mi foto!!
y hay mas .. con respecto a mi que este viejito de 60 postea
ya no voy a callarme dentrita este fulano tine mas de una ño que no supera que le digan que no o le digan las cosas ... vaya que yo creo que geo y el deberian armarse un club

http://pexipato.blogspot.com/2009/06/oh-putain.html

vaya que ni leerlo
simbad, exenio y jess

opinamos lo mismo
pero hay que dar avión .. mejor que se desapege! digo que hay bloggers mujeres a las cuales seguir
tu solo cuidate de el
no tardara en pedirte un cafe

je

Kentucky Freud Chicken dijo...

Se cuenta por ahí que Sai Baba, el yogi, explicaba está metáfora: ¿saben cómo se caza a los monos en mi pueblo? se pone algo que desea el mono debajo de una cazuela con un pequeño agujero de modo que cuando el mono mete la mano para sacar lo que desea, termina por no poder sacar la mano. Se cree prisionero pero es incapaz de darse cuenta de que si suelta aquello que tomó, será libre otra vez.

Me hace mucho sentido con respecto a lo que tú escribiste. Dejar ir, soltar, liberarse. Pero como señalas, ¡es más difícil hacerlo que decirlo!

Hada dijo...

hola
me encanta el tema
y bueno coelho siempre aborda temas asi
sin mencionar q me encantan sus libros
mmm es dificil desprenderse del pasado incluso del futuro
pero se puede
es un paso importante que se hace cuand es necesario
yo si lo he hecho, y creo que lo que se gana dejando ir cosas o lo que sea es mucho mejor
solo es tomar la decision ...
besos

Dendrita dijo...

Jolie: Tampoco te encuentro en Google Talk! Ni idea de porqué. Y con respecto a lo que me dices, así es Jolie, hay que cuidarse...gracias je je.
Abrazos!!!

Kentucky Freud Chicken: Metáfora muy cierta e ilustrativa. Y así es: si se suelta, somos libres de nuevo. El problema es que en ocasiones dejamos ir algo para de nuevo afianzarnos de algo más. Difícil hacerlo, si.
Saludos!!!

Hada: Me agrada mucho tu comentario porque tienes mucha razón: el dejar ir hace que tengamos una ganancia mayor, ya sea a corto, mediano o largo plazo; a veces la ganancia es tener tranquilidad para tomar nuevas decisiones. Abrazos!!!

Metrópolis dijo...

Wow! ¿Crees en las vidas paralelas? mmm no tienes una idea de lo bien que me han caido tus palabras...¿Segura que no eres psicologa o que eres mi YO de una 3era dimension?...justamente por eso he desaparecido, por culpa de ese necia terquedad de aferrarse a un pasado, por querer dejar el "hubiera" atras y "rehacer" una nueva historia basado en una historia pasada: ¿El final? el mismo que el anterior, y con un daño permanente en uno mismo...Creo que te hare caso, y dejar ir, y dejar de aferrarme a esas tristes historias y confirmar que el pasado que pasó es el mismo del futuro que forzamos al intentar salvar el pasado y pretender eliminar los hubiera.

Sellare con algo permanente mi pasado, aunque dentro se quede mi corazon.

No das terapias personales? jaja

Saludos mi dendrita querida, y gracias por ese ultimo comentario dejado en mi blog...Se le quiere mucho!

JC

Dendrita dijo...

Metrópolis: Qué gusto saber de ti!!! Lo de las vidas paralelas si ha rondado mi mente a últimas fechas... Me alegra ayudarte un poco con mis divagues :D Es taaan difícil dejar ir y más difícil aún dejar ir sin reemplazar; pero comentaba Hada: dejando ir ganas algo mejor, es cuestión de intentarlo y trabajar en lograrlo.
Ja ja pues no soy psiquiátra, pero si médico cursando posgrado en algo distinto a la psiquiatría, pero con gusto hablamos :P Espero enviarte un e-mail en estos días porque he andado super ocupada y no he podido visitar tu blog el día de hoy; prometo pasar pronto.
Se te quiere también!
Saluditos!!!

webero dijo...

yo creo q no se puede dejar ir todo,, dejar el pasado como quien deja algo material,,,

a veces el pasado sigue influyendo en nuestras decisiones futuras,,,

q comiences bien la semana =) ,,,

saludos,,,

Dendrita dijo...

webero: El pasado es parte de nosotros mismos, por lo tanto no puede dejarse de lado totalmente; el dejar ir a mi parecer significa que cuando algo finaliza, no debemos aferrarnos a seguir ahi, sino avanzar. Y claro, el pasado construye nuestro futuro.
Buena semana también!
Saluditos!!!

Diosa De La Luna dijo...

Todo esta en que uno quiera dejar ir las cosas!!!querer es poder!!..
Aveces uno se aferra....y por costumbre sigues viendo algo positivo...cuando no existe!!!..
muy bueno lo que escribes me gusto!!.saludos!

Dendrita dijo...

Diosa De La Luna: Así es, el visualizar lo que queremos ayuda mucho a lograrlo; eso más una fuerza de voluntad impresionante.
Me alegra que te guste el post!!!
Saluditos a ti!!!