martes, 2 de marzo de 2010

De los Abrazos


Dicen que una imagen puede expresar más que miles de palabras; estoy de acuerdo ya que en varias ocasiones me ha tocado presenciar imágenes que son tan expresivas, que me provocan una serie de emociones de forma inmediata. Algo así me pasó con la imagen que adorna este post, la cual encontré de forma afortunada, cuando buscaba otra información. Por cierto, visiten el blog de su autora:
Patricia Cruzat; es una pintora que tiene otras obras tan expresivas como la que les comento.

Y tanto me impactó el Abrazo de la imagen, que me inspiró a escribir este post. Alguna vez escuché que el poder de un abrazo es sorprendente, ya que puede lograr cosas que de otra forma no hubieran sido posibles. Conmigo ha sido cierto: después de recibir algunos abrazos sinceros, cariñosos, expresivos, amorosos...he experimentado cambios emocionales y físicos de inmediato. A veces, algún abrazo llegó a cambiar mi día, mi semana, mi mes, mi año y hasta mi vida entera. Hay que ver lo que puede modificar un evento importante.

El contacto corporal entre las personas puede tener intenciones y fines diversos o simplemente no tenerlos; creo que es posible que surja un abrazo espontáneo, simplemente porque "nace" hacerlo. Al dar un abrazo, indirectamente podemos estar pidiendo recibirlo también. El dar consuelo, protección, cariño, amor, etc., no está peleado con la necesidad de buscarlos.

Un abrazo no tiene duración específica; tampoco momento ideal. Puede estar presente en una bienvenida y en una despedida; en un reencuentro o en un desencuentro; en la alegría y en la tristeza; en el amor y en el desamor; en lo aceptado y en lo prohibido; en el día y en la noche; en la lujuria y en la pureza; en la sensualidad y en la sexualidad; en el deseo y en la ternura, ... hasta en la hipocresía y en la sinceridad.

Un abrazo es más que cuatro brazos, cuatro manos, dos cabezas, dos espaldas; puede ser tan expresivo, significativo y reconfortante que marque un momento inolvidable.

Un abrazo, puede acompañar o complementar a los besos (otro contacto inolvidable, que merece un post que todavía no concluyo) y puede ser tan o hasta más significativo que los mismos.

Reflexionando, esta imagen fue significativa para mi por varios motivos: uno de ellos es la expresión en el rostro de la chica, con una sonrisa discreta pero que refleja tranquilidad. Probablemente, es esa tranquilidad que proporciona el saberse protegida, segura, estable, satisfecha, amada...el sentir que se ha llegado al lugar indicado y ¿qué mejor forma de demostrarlo que con un abrazo correspondido?.

¡Que tengan buen martes!
Imagen: Abrazo 7, de Patricia Cruzat

6 comentarios:

Jo dijo...

pues creo que cai en blandito este martes...
con ese abrazo posteado

::júbilo::haku:: dijo...

no solo es el contacto fisico.. si no el calorcito.. eso ayuda a no sentirse solo....

Seo dijo...

se echan tanto de menos en ocasiones unos buenos abrazos. son curativos

Kyuuketsuki dijo...

Que buena imagen, caray. No tiene precio. Se me antojó muchísimo un abrazo.

Hermes dijo...

No pueden medirse los centímetros cúbiscos de redención y salvación que caben en un abrazo... pero son tan reales como soles

Stitcho dijo...

acabo de terminar de leer este post ( sorry =( ) y se me antojo un abrazo...