lunes, 29 de marzo de 2010

De cómo va mi trabajo / Y de la envidia

Ya extrañaba mi blog; de verdad que si. Mucho lo quiero y mucho lo he abandonado también. Entre que las labores me absorben y entre que no me doy un tiempo...esperemos y confiemos (sobre todo yo), que al menos haga post de tontería diversa, una vez a la semana; ya mínimo. También extraño visitar sus blogs con la frecuencia de antes y eso si espero retomarlo a la brevedad.

Pero bueno, sigo: ¿cómo va mi trabajo? primero comento que el primer día tuve una grata bienvenida, todo mundo amable, sonriente, emocionado y hasta hubo quien aplaudió mi llegada. Un Dr. decidió convertirse en mi nueva figura paterna laboral, ya ven que a mi ese tipo de personas me caen del cielo; total que me adoró y me adoptó desde que me conoció. Él propiamente no está en la unidad en la que yo estoy trabajando, sino en otro hospital; sin embargo, tendremos contacto frecuente ya que es algo así como uno de mis jefes. Ese Dr. decidió ir a presentarme con todo el personal mi primer día laboral, habló maravillas de mi y la verdad se portó muy amable; hasta me llevó un pastel de bienvenida y toda la cosa. Definitivamente no puedo quejarme.

Lo siguiente a comentar es que como en todo centro laboral, escuela, etc., nunca falta la envidia, esa tristeza, o pesar del bien ajeno; esa emulación, deseo de algo que no se posee (textual, según la RAE). Y conocí la envidia desde ese primer día de trabajo: una Dra. se ofendió porque a mi me presentaron ("y a mi nadie, cuando llegué aquí", según me dijo); porque a mi me llevaron pastel ("y a mi no", según me dijo); porque mi plaza es turno matutino ("la mía es vespertina y tendré que regresarme a la tarde porque estaba comisionada en la mañana", según dijo). En resumidas cuentas, me dijo que me envidiaba, porque llegué "con todo" y la iba a "opacar". Cuando dijo eso, quién sabe qué cara hice, pero inmediatamente me lanzó una sonrisa amplia y forzada, diciéndome: "No Dra., ¿cómo crees?, es broma, me da gusto que hayas llegado". ¡Pfft! lo único que le dije fue que cada quien tiene su lugar, que la única competencia que tengo es conmigo y que el trabajo es siempre bienvenido, así que yo acudo a trabajar, dando lo mejor de mi y no estoy peleada con el trabajo en equipo coordinado y menos con el compañerismo. Ahora, su actitud hacia mi es muuuy amable, se nota hasta ciertamente hipócrita; esto no me incomoda y lo dejo pasar pero sin restarle importancia, porque uno nunca sabe je je. Lo bueno del asunto, es que pienso que es preferible que este tipo de personas se destape desde el inicio, para saber con quienes tratamos, ¿no?. Buscando alguna canción y/o video al respecto, di con este video y realmente me hizo sonreir:
"Sinceras, observadoras y perfeccionistas"; "...mejor generarla a sentirla"



Al respecto, un amigo me dijo: "Bien dicen que mujeres juntas, ni difuntas". Estoy parcialmente de acuerdo con la idea; no hay que generalizar tan drásticamente.

Por último, comento que me siento muy a gusto en mi trabajo, hay mucho que hacer porque la población de pacientes que cubre la unidad es realmente impresionante, pero para eso estoy y la verdad disfruto lo que hago. Aparte: me pagaron ya la primer quincena, que no estuvo nada mal y que fue pagada íntegra con todo y que realmente no la trabajé por completo, debido a cuestiones de sus propios estatutos y trámites. Aparte, esta semana que inicia solo trabajaré 3 días; así que espero disfrutar los 2 días que no se laboran y consentirme a mi misma.

La nostalgia va quedando atrás y me sorprende la velocidad con la que lo hace. Me alegra que así sea.
¡Que tengan exitosa semana y disfruten los días libres!

4 comentarios:

Jo dijo...

pues les falto el bombo y el platillo!! para recibirte!

me alegro mucho por ti dent! y que bueno que ya tienes de quien cuidarte jeje... ash que gente!

... las mujeres somos bien complicadas y conflctivas .. menos mal que no todas!

disfruta esta nueva etapa si empiezo a enloquecer me darás consulta?¿


ja


besos!

seo dijo...

me alegro mucho de que te vaya bien en tu nuevo trabajo y si tienes razon en cuanto a la dra es mejor que desde el primer dia sepas de que pie cojea, asi no te pilla de sorpresa

suerte

muaksksks

Jaime Rivera dijo...

Felicidades por tu trabajo. Lástima que ya estés despertando envidias. Lindo video. Suerte y que descanses esta semana.

Yo dijo...

Saber con quién se trata desde un inicio, qué reflexión tan importante!
-si yo lo hubiera sabido, en más de una ocasión el o la susodicha hubieran volado por la ventana-
Y te puedo asegurar que los hombres son tan o más envidiosos que las mujeres :)